lunes, 5 de agosto de 2013

¿Qué está cambiando en los movimientos sociales?: El papel de las NTIC


Mi compañero de carrera Sergio Delgado se está centrando en el estudio de los movimientos sociales actuales, y cómo las nuevas tecnologías han influido sobre los mismos de un modo, hasta hace poco, inimaginable. Esta entrada pretende ser una aportación introductoria de cara a nuevas colaboraciones de nuestro amigo en torno a un tema tan fascinante y actual como es el de los movimientos sociales, del que además es buen conocedor.
 
 
Sergio Delgado
Licenciado en Historia
 
 
 
 
Los distintos y novedosos comportamientos de los movimientos sociales en este comienzo de siglo están suscitando las más variadas y variopintas reacciones. Los anteriores actores sociales y políticos intentan adaptarse, con penosos resultados, al nacimiento de un nuevo ciclo de las protestas populares en el que se niega el papel de líder o guía ideológico tanto a partidos políticos como a sindicatos. Además, los lenguajes y lógicas de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (NTIC), se están erigiendo como fundamentales para entender el comportamiento y funcionamiento de estos movimientos. Así, ese distanciamiento con las viejas formas de hacer política, representado en gran medida en el rechazo a banderas y símbolos anteriores a este ciclo de protestas, y las distintas y nuevas formas de actuación, convocatoria y discurso propiciados por una estrecha relación con las NTIC, están generando novedosas interpretaciones de la democracia y de su participación en ella, apareciendo, cada día con más fuerza, una nueva forma de hacer, interpretar y entender el activismo social colectivo.

Todo esto responde a un proceso que podríamos denominar de adaptación, que aunque resulte extraño decir, comenzaría en 1994 dentro de una selva mejicana donde haría su aparición el movimiento zapatista (EZLN), pionero en el uso activo y activista de las NTIC. Una inercia que se continuaría desarrollando dentro del Movimiento Antiglobalización, como se pudo constatar en la gran protesta social que tuvo lugar en Seattle en 1999, y que continúa en la actualidad, especialmente a partir del año 2011, en donde no sólo se produce una intensificación del crecimiento del uso de la NTIC dentro de los movimientos sociales, sino que ese uso se diversificó y amplió cualitativamente a multitud de facetas y características de estos movimientos.

Por eso, las nuevas movilizaciones colectivas en la era de la globalización responden a nuevos estímulos, a nuevas herramientas. Mientras los movimientos sociales clásicos (movimientos obreros) nacieron y se desenvolvieron en la era de la imprenta y los movimientos sociales que surgieron en los años 60 y 70 del siglo XX (movimientos ecologistas, de género, etc.) emergieron y se desarrollaron en la era de la televisión, los que podríamos denominar como novísimos movimientos sociales están eclosionando y asentándose en la era de la información digital, es decir, en la era de Internet. Una herramienta que ciertamente ofrece y permite un mayor abanico de usos sociales y activistas que las anteriores, dando lugar a una nueva práctica política a la que muchos denominan ya como tecnopolítica

Pero estas tecnologías no sólo ofrecen nuevas posibilidades de organización y actuación a los movimientos sociales, también proporcionan novedosas herramientas de análisis para los investigadores de estos fenómenos, entre los que se encuentran, por supuesto, los historiadores. Una de las primeras investigaciones realizadas dentro de este ámbito fue efectuada en la Universidad de Zaragoza por el Instituto de Biocomputación y Física de Sistemas Complejos (BIFI)[1], en donde se nos ofrece la posibilidad de acercarnos, de una manera visual, al cuando, donde y cómo se propagó la información en Internet durante la gestación, aparición y primeros días de vida del movimiento 15M. Otro ejemplo de este tipo de investigaciones, que además pone a disposición de todos nosotros una estupenda herramienta digital, es el llevado a cabo por la plataforma Causa Brasil, que en este caso, y como su nombre indica, analiza las revueltas que tuvieron lugar en el país carioca durante este año 2013. Esta es una herramienta interactiva,[2] ya que permite al usuario acceder a la información a través de un eje temporal, incorporando, además, la opción de cribar y separar la información en diferentes ámbitos, como el económico o el político.



Como vemos, las NTIC no sólo afectan directamente a los movimientos sociales, sino también a sus formas de visualización y estudio. Es más, estas nuevas tecnologías se están erigiendo en ineludibles en cualquier clase de estudio de análisis actual, primero, por ser un elemento de constatada influencia en multitud de ámbitos sociales, económicos o políticos, y segundo, y por tanto, por su utilidad como herramienta de análisis.




FUENTES
 
ATENTAS, Josep.; VIVAS, Esther 2012 Planeta Indignado, Madrid, Sequitur

CASTELLS, Manuel 2012 Redes de indignación y esperanza, Madrid, Alianza Editorial

FEIXA, Carles; SAURA, JoanR.; COSTA, Carmen (Eds.) 2002 Movimientos juveniles: de la globalización a la antiglobalización, Barcelona, Ariel Social

SUBIRATE, Joan 2011 Otra sociedad ¿Otra política?, Barcelona, Icaria

TAIBO, Carlos 2007 Movimientos antiglobalización ¿Qué son? ¿Qué quieren? ¿Qué hacen?, Madrid, Catarata

VV.AA. 2012 Tecnopolítica, Internet y R-evoluciones, Barcelona, Icaria

VV.AA. 2012 ¡Ocupemos el mundo!, Barcelona, Icaria
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario