martes, 2 de julio de 2013

El Servicio Aéreo Especial británico durante la Segunda Guerra Mundial


David Stirling, creador del SAS.

El SAS (Special Air Service) fue concebido por el joven oficial David Stirling a comienzos de los años cuarenta, cuando se hallaba ingresado en un hospital de Alejandría a causa de un accidente saltando en paracaídas. Para decantar la guerra a favor de la causa aliada en el Norte de África, Stirling concibió un comando que tendría por objetivo mermar la capacidad combativa de las tropas de Rommel, operando tras las líneas enemigas: emboscadas a las ya de por sí largas y débiles líneas de suministros del Eje, sabotaje en aeródromos enemigos, almacenes y depósitos, etc. El desierto era el escenario de guerra perfecto para este tipo de acciones: las largas distancias y el vasto espacio desértico permitían que un pequeño contingente pudiese desplazarse a sus anchas sin ser visto.
 
Su idea fue aceptada por el general Claude Auchinleck, el cual le permitió que seleccionase a seis oficiales y sesenta soldados para que recibiesen entrenamiento: salto en paracaídas, conocimiento del armamento italiano y del Afrika Corps, métodos de sabotaje, etc. El 1 de julio de 1941 nacía el Destacamento L: Brigada del Servicio Aéreo Especial. Su lema: "El que arriesga gana" ("Who dares, wins").

La primera misión del SAS tuvo lugar a finales de 1941 en el contexto de la Operación Crusader, en Egipto y Libia. Su objetivo consistía en destruir aparatos enemigos en los aeródromos de Timimi y Gazala. Una tormenta de arena perjudicó el salto en paracaídas de los hombres del SAS, convirtiendo la operación en un desastre: de los sesenta y seis miembros del comando, solamente regresaron veintidós. El resto habían sido capturados. La inserción por vía aérea se fue sustituyendo paulatinamente por el apoyo de otra fuerza especial, el Grupo del Desierto de Largo Alcance (Long Range Desert Group), encargado de llevar en sus vehículos a los miembros del SAS hasta sus objetivos. En su segunda misión, los hombres de Stirling lograron destruir gran cantidad de aviones enemigos en aeródromos de El Agheila y Sirte sin sufrir bajas.
 
Miembros del SAS en sus jeeps Willys.
  
En septiembre de 1942, el Destacamento L se convirtió en el 1er Regimiento SAS, integrándose en el mismo cuatro escuadrones británicos, uno griego, otro francés y la Sección Especial de Embarcaciones (Special Boat Section). David Stirling consiguió varios jeeps Willys -a los que añadieron ametralladoras Vickers y Browning, así como depósitos extra de combustible- para que sus comandos pudiesen permanecer durante largos periodos en el desierto de un modo autónomo. Sin embargo, en enero de 1943 Stirling fue capturado y confinado en el castillo de Colditz, lo que llevó a que el Regimiento fuese mandado por el atleta irlandés Paddy Mayne. Solo en el norte de África, el SAS logró destruir en tierra más de 400 aviones del Eje.
 

Paddy Mayne, al frente del SAS desde la captura de
Stirling, a comienzos de 1943.
 

Finalizada la campaña del norte de África, los miembros del SAS participaron en otros escenarios de guerra: como comandos anfibios, en los desembarcos de Augusta (Sicilia, 10 de junio de 1943) y Termoli (Italia, 3 de octubre de 1943). En el marco de la Operación Overlord, actuaron como grupo motorizado en el área de Normandía, colaborando con la resistencia francesa. Tras la Segunda Guerra Mundial, el SAS fue disuelto aunque, el 1 de enero de 1947, volvió a fundarse como regimiento, comenzando su historia oficial.



FUENTES


ELLIS, Chris (Dir.): "Special Air Service. El más célebre ejército privado" en La Segunda Guerra Mundial. Madrid, SAPE, 1979.

SAS Regiment

Hidden and Dangerous 2.

Documental: "Gladiadores de la Segunda Guerra Mundial: SAS, las fuerzas especiales británicas".

No hay comentarios:

Publicar un comentario