lunes, 26 de mayo de 2014

Elecciones Europeas 2014: un análisis de los resultados




No debemos precipitarnos, ni caer en el error de generalizar al extraer conclusiones sobre la jornada electoral del domingo 25 de mayo. La sociedad española es heterogénea, y la abstención es síntoma de una peligrosa apatía que está ahí. No neguemos la existencia de esa España que se ha quedado en casa, aunque con una cifra ligeramente inferior a la del año 2009. Ahora bien, si podemos catalogar como históricas las elecciones al Parlamento Europeo del día de ayer es, en realidad, por evidenciar que el modelo bipartidista hace aguas. Señoras y señores, ha vuelto la sopa de letras de la Transición.


La sociedad española ante las elecciones al Parlamento Europeo: golpe al bipartidismo


Lo ocurrido ayer no es una cuestión meramente española. Algo está sucediendo en Europa. La fase de estabilidad que supuso en las últimas décadas el modelo bipartidista parece tocar a su fin. Falta de un proyecto europeo sólido, diferencias económicas y sociales entre los Estados miembros, oligarquías, corruptelas y prácticas poco democráticas, etc., etc. Otras teorías buscan aportar una explicación más profunda, mirando hacia la revolución cultural que han supuesto las nuevas tecnologías y las redes sociales como medio de difusión de ideas, así como de relación y organización entre individuos. Sea como sea, el auge de partidos extremistas, de izquierda y derecha, muchos de ellos euroescépticos, es una cuestión que está ahí, y que tiene su ejemplo claro en los triunfos de la extrema derecha del Frente Nacional en Francia; o de la izquierda radical de Syriza en Grecia.


Valenciano y Arias Cañete, ante el debate televisivo PP-PSOE. Fuente: www.infolibre.es

Y llegamos a España. El PP ha sido la fuerza más votada, al obtener 16 escaños frente a los 14 del PSOE. La campaña de los dos grandes careció de brillo, eligiendo un esquema típicamente bipartidista como el que se pudo apreciar con el tristísimo y discreto debate entre los candidatos Miguel Arias Cañete (PP) y Elena Valenciano (PSOE). De Europa poco o nada, cayendo en los tradicionales reproches mutuos que a buena parte de la sociedad no le interesan.

Ahora bien, ni las encuestas más catastrofistas habían vaticinado una debacle como la de ayer. Si en 2009 ambas fuerzas sumaban el 80% de los votos (PP, 42,23%; PSOE, 38,51%), en la jornada electoral de ayer han registrado el 49% (PP, 26,06%; PSOE, 23%), perdiendo un total de cinco millones de votos y 17 escaños. Resulta evidente que la distancia entre la ciudadanía y estas dos fuerzas se ha acrecentado en los últimos años. Esta misma mañana, Arias Cañete matizaba su mensaje triunfalista de la noche de ayer, del mismo modo que en el PSOE se asumía el fracaso y Alfredo Pérez Rubalcaba anunciaba la celebración de un congreso extraordinario los días 19 y 20 de julio para elegir un nuevo secretario general.

En definitiva, la dispersión del voto ha sido fundamental. La eclosión de fuerzas muy variopintas ha arrojado unos resultados inimaginables. Como se puede apreciar en la tabla que encabeza este artículo, diez formaciones han logrado representación en el Parlamento Europeo. La pérdida de votantes del PSOE puede ubicarse hacia alternativas como UPyD y, sobre todo, partidos a su izquierda como La Izquierda Plural o Podemos. Mientras, el nuevo partido a la derecha del PP, VOX, no ha capitalizado la debacle popular. Así mismo, otras fuerzas como Movimiento RED, liderado por el polémico magistrado Elpidio Silva, no ha logrado cumplir con las expectativas, marcado por el plagio del programa de EQUO, partido integrado en la coalición Primavera Europea.


Podemos: el partido revelación





Éstas han sido las elecciones de la entrada fulgurante del partido Podemos en la escena política española. Podemos está liderado por el profesor universitario Pablo Iglesias, conocido por su participación como tertuliano en programas de televisión. Su sintonía con el movimiento 15-M, más un discurso anticapitalista y cercano a los que más han sufrido la crisis económica, lo han catapultado al cuarto puesto en número de votos y a lograr nada menos que 5 escaños. Iglesias ha manifestado su intención de buscar una alianza con la izquierda radical de Syriza, al tiempo que anuncia la concurrencia de su partido a las próximas elecciones generales. Sin duda, el impacto mediático de Pablo Iglesias, y el trabajo a pie de calle de los militantes de Podemos, es una lección para otros partidos con mayores recursos económicos. Ahora bien, en el futuro queda por dilucidar si su éxito electoral se debió al hartazgo de la sociedad con el inmovilismo bipartidista, o bien a la sintonía con su programa político.

Las otras pequeñas promesas


La Izquierda Plural (capitaneada por IU-Los Verdes) ha logrado 6 escaños, configurándose como tercera fuerza política. Su líder, Willy Meyer, mostraba su satisfacción por haber triplicado los resultados del año 2009. En cualquier caso, se deberá afrontar que, frente al voto cohesionado de la derecha, en la izquierda existe una clara disgregación entre La Izquierda Plural y Podemos.
 
Por su parte, UPyD ha logrado un buen resultado, pasando de 1 a 4 diputados. Su candidatura, encabezada por Francisco Sosa Wagner, ha logrado visibilidad y consolida a la agrupación de Rosa Díez de cara a las próximas elecciones generales. Así mismo, hemos asistido a la entrada en escena de Ciudadanos. La agrupación liderada por Albert Rivera ha utilizado las elecciones al Parlamento Europeo para calibrar su poder de convocatoria fuera de Cataluña. Sin duda, el resultado logrado servirá de catalizador para su expansión por el territorio nacional a través del Movimiento Ciudadano surgido en el año 2013. "Ciudadanos es ahora una alternativa a nivel nacional", afirmó el propio Albert Rivera tras obtener 2 escaños. No obstante, esta agrupación deberá trabajar seriamente para configurarse como alternativa en un espacio político en el que deberá competir -o asociarse- con el partido magenta, con el que comparte principios regeneracionistas a título institucional y político. Por último, señalar el escaño logrado por la coalición formada por Compromís y EQUO.


FUENTES




No hay comentarios:

Publicar un comentario