lunes, 3 de junio de 2013

Asturias Semanal: revista clave de la transición en Asturias




Asturias Semanal, como su propio nombre indica, fue una revista semanal publicada en Asturias. Su periodo de emisión duró unos ocho años, desde mayo de 1969 hasta junio de 1977, desapareciendo justo antes de las primeras elecciones democráticas del 15 de junio. Por tanto, ocupó un periodo de cambio que abarca el tardofranquismo -etapa marcada por la decadencia del Régimen y el declive industrial asturiano- y los primeros pasos de la transición a la democracia. Una revista que, a pesar de la censura y las carencias en cuanto a libertad de expresión, gozó de gran difusión en Asturias y constituye una de las piezas claves para comprender dicho proceso de transición política en nuestra región.
 
Apoyada económicamente por el empresario Enrique Rubio Sañudo y dirigida por Graciano García, contaba con otros periodistas e intelectuales como José Manuel Vaquero (también redactor en La Nueva España), Melchor Fernández Díaz, Faustino F. Álvarez, Juan de Lillo o Xuan Xosé Sánchez Vicente, entre otros. Todos ellos pertenecientes a una generación que había nacido tras la guerra civil. En sus páginas se incluían temáticas variadas: reportajes y estudios de diversa índole sobre Asturias, deportes, cultura, columnas de opinión y, sobre todo, actualidad política. Los artículos de opinión tenían una orientación crítica, tratando temas que en aquellos momentos se asociaban a la democracia y las libertades: descentralización, apoyo al bable como clave de la identidad de los asturianos, etc.

Portadas de varios ejemplares de Asturias Semanal.
 
Contraria al Régimen de Franco, Asturias Semanal contó con la colaboración de opositores al Régimen, entre ellos miembros del PSP como Pedro de Silva. A partir de la muerte de Franco su papel ante la sociedad asturiana se incrementó: presentó a los asturianos partidos y agrupaciones de la clandestinidad. En este sentido, especial importancia adquirió su sección diálogos políticos, en la cual se entrevistaba a líderes de estos partidos que comenzaron a reorganizarse en la transición o que ya venían de la clandestinidad. Su desaparición estuvo vinculada al fin de la censura: desde entonces, Asturias Semanal no pudo competir con la inmediatez que proporcionaba la prensa diaria en un contexto de ebullición periodística.




FUENTES
 
 
RODRÍGUEZ MUÑOZ, Javier y ROZA IGLESIAS, Ana María (Dir.): Diccionario enciclopédico del Principado de Asturias, Oviedo, Nobel, 2005, Tomo 2, pp. 87-88.

RUITIÑA, Cristóbal: "Asturias Semanal, algo empezaba a cambiar" en La Nueva España, 13 de junio de 2009.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario