jueves, 25 de abril de 2013

Una moneda, una historia: el austral argentino



Diez Australes.
 
Resulta curiosa la historia del austral, la moneda de curso legal en Argentina entre 1985 y 1992 (menos de seis años). Raúl Alfonsín, presidente de la Nación Argentina, firmó el decreto 1096 el día 15 de junio de 1985, mediante el cual se establecía el austral como nueva moneda. Un día antes, el ministro de Economía, Juan Vital Sourrouille, anunciaba el lanzamiento del Plan Austral, una serie de medidas orientadas a la estabilización de la moneda y a la lucha contra la inflación. Además de la creación del austral, el plan contemplaba el control de los precios y la congelación de salarios.
 
 
Juan Vital anuncia el Plan Austral. 14 de junio de 1985. La Nación.
 
Un austral equivalía a mil pesos argentinos y su símbolo era una A con la línea horizontal doble. Sin embargo, su devaluación fue continua. La hiperinflación -que llegó al 5.000% en 1989- reveló pronto como inservibles los billetes de 1, 5, 10, 50 y 100 australes, llegando a emitirse un billete de 500.000 australes. La situación económica argentina era profundamente delicada, a la hiperinflación se sumaba el aumento de la deuda externa, y todo ello repercutía en las clases bajas y medias. Finalmente, Alfonsín no pudo acabar su mandato y en julio de 1989 asumía la presidencia Carlos Menem. En el marco de la política neoliberal de su ministro de economía, Domingo Cavallo, se impulsó la Ley de Convertibilidad de 1991, que establecía el peso convertible como nueva moneda, con la equivalencia de 10.000 australes por peso. El 1 de enero de 1992, el peso entraba en circulación.
 
 
 
 
 
FUENTES
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario