martes, 26 de febrero de 2013

Una moneda, una historia: el reinado de Miguel I de Rumanía

100 Lei de 1943. "Mihai I regele romanilor"

Hoy inauguramos una nueva sección en la que queremos compartir nuestra afición por la numismática con todos vosotros. No, no es una sección destinada a analizar materiales, peso o tirada de las monedas, porque para eso ya existen muchas páginas en Internet de gente mucho más experta en la materia. Nosotros pretendemos dar otro enfoque: contar una historia a través de una moneda que constituye un pequeño pedazo de Historia. Esto es, una moneda como pretexto que, a su vez, surge en un contexto determinado.

Este es el caso de la moneda que presentamos en la imagen. En ella aparece un joven monarca, Mihai I (Miguel I) de Rumanía, acuñada en 1943. Al joven rey, coronado en septiembre de 1940 a la edad de diecinueve años, le tocó lidiar con una situación política muy grave para su país.

Los antecedentes de su reinado habían sido de todo menos alentadores para su país: En la fase final del reinado de su padre, Carol II, se había producido un hecho preocupante: la firma del pacto germano-soviético, que establecía como área de influencia soviética el norte de Rumanía, lo cual acabó derivando en la entrega, bajo coacción, de Besarabia a la Unión Soviética en julio de 1940. Un mes más tarde, Alemania forzó a Rumanía a la cesión de Transilvania septentrional a Hungría mediante el Segundo Arbitraje de Viena.

Ante estas concesiones, el malestar cundió en diversos sectores del ejército. Carol II encargó la formación de un nuevo gobierno al general Ion Antonescu, el cual acabó forzando la abdicación del propio rey. El día 6 de septiembre, su hijo era nombrado rey como Mihai I. El joven monarca fue un títere del general, convertido éste en dictador.

Ante la compleja encrucijada, y observando el arrollador éxito alemán en Polonia y Francia, Antonescu consideró que alinearse con el Eje sería más beneficioso en un futuro de cara a la recuperación de los territorios perdidos. Así, contando con plenos poderes, Antonescu procedió a la homologación de su régimen con los fascismos europeos creando, el 14 de septiembre, el Estado Nacional Legionario. El culmen de este proceso tuvo lugar el 23 de noviembre, cuando Rumanía se unió al Eje, convirtiéndose en aliado estratégico de Alemania por su producción petrolífera de Ploesti. Ya desde octubre, tropas alemanas penetraron en Rumanía a petición del propio Antonescu.

Antonescu (derecha de la imagen) saluda a von Ribbentrop, 1943. Fuente:
Bundesarchiv (ver apartado fuentes)

El inicio de la Operación Barbarroja, el 22 de junio de 1941, supuso la llamada a las armas para los rumanos. Sobra referirse al estado del ejército: mal entrenado y aún peor equipado, se destinó a cubrir los flancos del avance alemán, junto a tropas húngaras, bulgaras e italianas. La suerte de Rumanía quedaba unida a la de sus aliados y cuando los acontecimientos dieron un vuelco a la situación de la guerra, se hizo evidente que ésta llegaría a suelo rumano. Y así fue. Al tiempo que las tropas soviéticas avanzaban hacia la frontera, bombarderos aliados atacaban objetivos estratégicos, especialmente el centro petrolífero de Ploesti.

El 20 de agosto de 1944, comenzó la ofensiva soviética en territorio rumano. La resistencia duró poco. Tres días después, el joven rey, apoyado en parte del ejército, dio un golpe de estado, cesó a Antonescu y cambió a su país de bando, combatiendo junto a los aliados en los meses que siguieron. En una reciente entrevista publicada en el diario El País (ver fuentes), Miguel I explicaba así su decisión:

"Oficialmente, lo que hice fue sacar a Rumanía de la guerra, con la esperanza de evitar una sangría. Aunque sabía que los alemanes no iban a aceptarlo, y no lo hicieron: nos bombardearon ese mismo día"

La guerra fue una sangría demográfica y económica para Rumanía, que a su vez quedó bajo ocupación soviética. El 30 de diciembre de 1947, Mihai I abdicó y comenzó un largo exilio. Rumanía se convertía en una república soviética. A día de hoy, Miguel I es el único de los jefes de Estado de la Segunda Guerra Mundial que sigue vivo.



 
FUENTES


BOOTH, Owen y WALTON, John: Historia ilustrada de la II Guerra Mundial. Madrid. Libsa, 2005

GALÁN, L.: "Miguel de Rumanía" en El País, 24/12/2011.



PROCEDENCIA DE LAS IMÁGENES

100 Lei, 1943. Fotografía de María López Álvarez.

Joachim von Ribbentrop und Ion Antonescu: Bundesarchiv, Bild 183-B23201 / CC-BY-SA

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario